Golpe a red delictiva señalada de hurtar hidrocarburos a gran escala en el norte del país

Ocho de los presuntos integrantes de la organización ilegal fueron capturados y judicializados.
Son señalados de instalar válvulas ilegales, extraer combustible y comercializarlo a estaciones de servicio y particulares.
La Fiscalía General de la Nación puso en evidencia a una red delictiva señalada de perforar el poliducto ubicado entre Cartagena (Bolívar) y Baranoa (Atlántico), obtener irregularmente hidrocarburos y venderlos de manera clandestina.

Los elementos de prueba permitieron identificar y capturar a ocho de los presuntos integrantes de la organización. Se trata de Nilson Gilberto Ariza Molina, alias El Gordo; Eder Junior Molina Robles, alias El Monito; Miguel Ángel Molina Rodríguez, alias Migue; Abelardo José Castañeda Solís, Deiber Benioth Rubiano Cantillo, Nadin Yonis de Aguas Castro, Martín José de Aguas Bolaño y Davinson Rafael Álvarez de la Hoz.

Estas personas se habrían coordinado para cumplir diferentes roles dentro de la cadena criminal. Algunas son señaladas de ubicar las fincas por las que cruzaba el tubo, otras realizaban las excavaciones e instalaban válvulas y llaves ilegales para concretar el ilícito; mientras que un grupo alertaba sobre los movimientos de las autoridades, un grupo específico coordinaba el almacenamiento en pimpinas y posterior transporte en vehículos y motocarros.

Finalmente, los hidrocarburos eran comercializados a estaciones de servicios y vendedores informales de la región.

Una fiscal especializada de la Seccional Bolívar presentó a los detenidos ante un juez de control de garantías y, de acuerdo con su posible participación, les imputó los delitos de concierto para delinquir agravado, apoderamiento de hidrocarburos y receptación.

Ariza Molina, Molina Robles, Molina Rodríguez y Castañeda Solís aceptaron los cargos. Todos los procesados recibieron medida de aseguramiento privativa de la libertad.