Alejandro Char “Tapando el Hueco” del Puma, mientras el Concejo en secreto delibera presupuesto billonarios

Alejandro Char, el maestro del rescate: Tapando huecos y desenterrando propuestas enterradas

En los primeros compases de la administración de Alejandro Char, queda patente su papel estelar en la función de “tapar huecos” que su predecesor, Jaime Pumarejo, dejó en el Distrito. Char, con una modestia que raya en lo increíble, comparte en sus redes sociales sus heroicas gestas financieras, consolidando así su indiscutible influencia en la administración actual.

La dinámica entre Char y Pumarejo es una obra maestra de continuidad estratégica, donde las políticas del pasado son veneradas y perpetuadas. La ciudadanía, con admiración y asombro, sigue cada paso de Char, el alcalde rescatador, y se maravilla de cómo su vasta experiencia ilumina cada rincón de la administración.

Mientras tanto, el Concejo Municipal, en un acto de generosidad extrema, celebra sus sesiones de manera tan discreta que podríamos jurar que son invisibles. Sin embargo, sus discusiones a puertas cerradas, especialmente sobre un presupuesto de endeudamiento de 3 billones de pesos, dejan a todos con la intriga de qué maravillas se están gestando tras bambalinas.

En este intrigante juego de decisiones ocultas, nos preguntamos qué será del sueño dorado de Pumarejo: paneles solares que probablemente ahora sirvan como adorno, mejoras en la calle 30 y Circunvalar que están en un estado de conservación “intacto” desde hace años, y la construcción de 8 mil viviendas que podría ser un cuento de hadas.

Pero, ¡oh sorpresa! Char, el visionario, nos deleita con la promesa de un parque en el barrio La Magdalena, bautizado como ‘Bosques de La Magdalena’, que además incluirá un generoso obsequio de más de 20 mil mejoramientos de vivienda. Sin embargo, en un giro dramático, el regalo se reduce a modestas 8 mil viviendas.

La comunidad, en vilo, espera ansiosa la revelación del destino final de estos proyectos y la distribución mágica de los recursos, todo mientras Char se erige como el salvador de la patria, listo para actuar en cualquier escenario. ¡Que empiece el espectáculo del “GeneChar” (salve usted la patria), el héroe que todos necesitábamos!

Tomado de La Libertad