En aumento el desplazamiento masivo en el sur de Bolívar por enfrentamientos entre grupos armados

Más de mil personas se ven obligadas a abandonar sus hogares en el sur de Bolívar debido a los enfrentamientos entre grupos armados ilegales.

En el sur de Bolívar, la violencia generada por los enfrentamientos entre grupos armados ilegales ha provocado un desplazamiento masivo de más de mil personas. Estos grupos, que compiten por el control de las economías ilícitas y las ganancias criminales derivadas de la extorsión, han sumido a los municipios de Cantagallo, San Pablo, Simití, Santa Rosa del Sur, Morales y Arenal del Sur en una situación de inseguridad y temor.

Según el informe presentado por la Defensoría del Pueblo nacional, el ELN, las disidencias de las FARC y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC – Clan del Golfo) son los principales actores involucrados en estos enfrentamientos. Ante la gravedad de la situación, la Defensoría emitió la Alerta Temprana 034 del 2023, en la que se brindan recomendaciones a las autoridades para proteger a la población afectada y prevenir mayores desplazamientos.

La decisión de los frentes 4, 24 y 33 de las disidencias de las FARC de retomar el control territorial en la zona ha incrementado el riesgo para los habitantes de estos municipios. Además, se ha observado la expansión de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, quienes han ingresado a áreas anteriormente dominadas por el ELN, generando una mayor tensión y violencia.

Como resultado de estos enfrentamientos, más de mil personas han tenido que abandonar sus hogares en las veredas de Mina Argentina, Mina Gallo, Mina Viejito, Mina Café y Bolivador, en el municipio de Morales, según un informe de la Defensoría del Pueblo del Magdalena. Medio. Estas familias, en busca de seguridad y protección, han dejado atrás sus pertenencias y se encuentran en una situación de vulnerabilidad.

El alcalde de Morales, Neguib Eslait Barrios, ha destacado que la minería y los cultivos ilícitos son los principales desencadenantes de los enfrentamientos y discordias entre los grupos armados. Ante esta situación preocupante, se llevará a cabo un Consejo Extraordinario de Seguridad con todas las autoridades pertinentes para evaluar la situación y buscar soluciones inmediatas que garanticen la protección de la población afectada.

La Gobernación de Bolívar ha solicitado al Ejército Nacional que mantenga su presencia en la zona para evitar nuevas acciones violentas que afecten a los habitantes de las veredas y corregimientos de Santa Rosa del Sur. Además, la Secretaría de Víctimas del Departamento ha activado una ruta de ayuda para brindar asistencia a las familias confinadas en Mina Nueva y Cañaveral de Chicamoqué, en Santa Rosa del Sur.

La situación en el sur de Bolívar es alarmante y requiere una respuesta urgente por parte de las autoridades. Es fundamental garantizar la seguridad de la población afectada, así como buscar soluciones a largo plazo que promuevan la paz y la estabilidad en la región.